José Manuel García Molina
Inicio » Dirección » Habilidades Directivas » La delegación y sus dificultades.
La delegación y sus dificultades.
La delegación y sus dificultades.

La delegación y sus dificultades.

La delegación es una técnica que consiste en transferir la ejecución de tareas y funciones a sus colaboradores. La delegación es un instrumento que libera de tiempo al mando para que: Piense, Programe, Dirija y Supervise.

Puntos clave de la delegación

-Delegar implica confianza en el colaborador.

-Delegar implica marcar unos objetivos al colaborador.

-Delegar implica libertad en la aplicación de los medios.

-Delegar es facultar a tomar ciertas decisiones.

-Delegar es atribuir autoridad.

-Delegar implica siempre supervisar y/o controlar la actividad delegada

Estos son los pasos a tener en cuenta para delegar :

1) Preparación de la delegación

Identificar las tareas (teniendo en cuenta quién asume la tarea, quién le asesora, quién supervisa a quién informar del desarrollo de la tarea).

2) Ejecución de la delegación

Sensibilizar al equipo de trabajo.

Mejorar los puntos débiles (Comunicación, modo de dar órdenes, trato, reconocimiento, firmeza y justicia ante los incumplimientos) y fijar una táctica de actuación (no apresurarse, aprovechar los contactos individuales, reconocimiento personal buscar apoyo en los supervisores y otros mandos).

Asignar funciones.

Conectar directamente con el colaborador, exponerle las razones por las que desea delegar, darle confianza, acordar las ayudas y soporte, informarle sobre la supervisión y llegar a un acuerdo sobre la fecha de comienzo y hacer pública la delegación.

Seguimiento y supervisión.

Observando, detectando dificultades reforzando el aprendizaje, valorando sus progresos, etc.

Dificultades para delegar propias del mando

-Falta de confianza en sí mismo, característica en mandos que han llegado al cargo:

Por su habilidad técnica en una determinada especialidad. Ejemplo: un extraordinario comercial, un buen técnico, etc.

Sin experiencia laboral e inexperto. Ejemplo: recién graduado e incorporado al puesto

-Otros profesionales justifican su actitud con un temor a que la tarea no se ejecute como es debido por:

Falta de dominio en la aplicación de las técnicas de mando.

Desconocimiento y desconfianza de la valía y capacidad de sus colaboradores

Personalidad inadecuada para desempeñar la actividad de mando.

Gusto predominante por las tareas técnicas.

Dificultades para delegar propias de la organización.

-La delegación fracasa a menudo por no estar definidas con claridad las finalidades y demás contenidos de los niveles de mando. Si el mando no conoce con precisión las tareas que debe desempeñar, si no sabe cuáles son sus atribuciones, le resulta imposible delegar.

-La delegación se produce por orden descendente y, por tanto, un mando no puede delegar bien si su superior inmediato no lo hace correctamente con él

Acerca de jose

jose
Director de tienda con sólida experiencia en ventas, administración y desarrollo de equipos y atención al cliente. Gestión de KPI's y consecución de objetivos comerciales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top
Google+
Leer entrada anterior
Gestión de conflictos
Gestión de conflictos.

¿Qué es un conflicto? Es una situación de fricción existente en las relaciones humanas, entre 2 personas o grupos de...

Cerrar